lunes, 11 de enero de 2016

Sólo cinco comunidades autónomas no aplican el impuesto autonómico sobre los carburantes



Aragón, Castilla-León y Navarra modifican el tratamiento fiscal de los hidrocarburos

2016 arranca con tan sólo cinco comunidades autónomas en las que no se aplica el impuesto autonómico sobre los carburantes. Se trata de Canarias, Cantabria,  Castilla-León, La Rioja y País Vasco, después de que Aragón lo haya implantado por primera vez y de que Navarra lo haya vuelto a aplicar. De cara a este año, son tres las comunidades que han modificado el tratamiento tributario que reciben los hidrocarburos: Aragón, Castilla-León y Navarra.
Por lo que respecta a Aragón, el pasado 27 de octubre el Consejo de Gobierno de Aragón aprobó el proyecto de Ley de Medidas para el Mantenimiento de los Servicios Públicos con el que pretende lograr una recaudación adicional de alrededor de 100 millones de euros en 2016. Una de las medidas contempladas es el establecimiento de un tipo autonómico del impuesto especial sobre hidrocarburos, que se devolverá a transportistas, taxistas y agricultores, y no gravará el gasóleo de calefacción, y que entró en vigor el 1 de enero de este año.
Fuentes del Ejecutivo aragonés aseguraron que con la implementación de esta tasa se esperan obtener 18 millones de euros adicionales. Asimismo, destacaron que “en este impuesto no se verán afectados sectores profesionales castigados por la crisis, para evitar cualquier perjuicio derivado en materia de empleo, un objetivo prioritario de este Gobierno”.
En el caso de Castilla y León, los colectivos empresariales lograron que el pasado 1 de octubre el Anteproyecto de Ley de Medidas Tributarias para 2016, que acompaña al proyecto de presupuestos de la comunidad autónoma incluyera la eliminación íntegra del tramo autonómico del Impuesto sobre Ventas Minoristas de Hidrocarburos (IVMH), el conocido como céntimo sanitario. Así se cumplía el anuncio realizado en julio del pasado año por el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, quien en su debate de investidura anunció la supresión del tramo autonómico del IVMH, la principal exigencia del sector castellano leonés desde que se aplicara esta tasa, en marzo de 2012.
En cuanto a Navarra, el impuesto estuvo en vigor en los años 2012 y 2013, derogándose a finales de 2013, ya que el Ejecutivo autonómico consideró que la aplicación de la citada tasa supuso “una disminución significativa en el consumo de los productos afectados, así como que la recaudación tributaria no compensa los recursos, tanto materiales como humanos, que deben destinarse a dicha gestión”. A partir de 2016, sin embargo, se reimplanta dicho impuesto con un importe de 2’4 céntimos por litro, que podrá ser objeto de devolución a los transportistas y taxistas a través del mecanismo del gasóleo profesional, informó el colectivo transportista Fenadismer.

Fuente: revistaestacionesdeservicio.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario